Esofi, princesa del reino de Rhodia, y Albion, el heredero al trono del reino de Ieflaria, fueron prometidos en matrimonio cuando eran niños pero nunca se habían visto en persona. Cuando Esofi emprende su viaje hacia Ieflaria a los diecisiete años no es para dirigirse a la boda que siempre había esperado, sino para darles el pésame a los reyes de Ieflaria por la muerte de su hijo.

Sin embargo, el reino de Ieflaria necesita desesperadamente la ayuda del reino de Rhodia para para lidiar con los ataques de dragón que sufren desde hace tiempo. Los reyes del reino de Ieflaria ofrecen a Esofi un nuevo compromiso con la hermana pequeña del príncipe Albion y la nueva heredera al trono: Adale. Por desgracia, la princesa Adale no siente ningún deseo de ocupar el trono del reino de Ieflaria y Esofi deberá batallar contra algo más que las bestias aladas.